Traumatología

La causa más habitual de fracturas faciales en nuestro medio son las agresiones y los traumatismos deportivos o accidentales.